Crisis

¿Qué son las crisis? son situaciones de cambios drásticos, y bien sabemos que a pesar de repetirnos una y otra vez que los cambios son lo único seguro en la vida, bastante nos resistimos, porque un cambio implica incertidumbre.

Por eso hoy escribiré sobre las crisis como situaciones donde no existe ningún tipo de control (ni bueno ni malo), y cómo esta situación nos afecta mental, física y emocionalmente.

Sin niveles de certidumbre la toma de decisiones se dificulta, los factores se escapan de evaluaciones y esta situación nos abruma, abriéndole espacio a una emoción que si se desborda nos paraliza: el miedo. 

En chino se utiliza la misma palabra sirve para referirse a crisis y oportunidad, lo cual implica que si no permitimos que nos paralice el miedo podemos aprovechar la oportunidad que representa la crisis.

Es natural sentir temor ante lo desconocido, ante los cambios, hacia todo lo que nos saque de nuestra zona de confort. Sin embargo, el miedo puede paralizarnos, ensombrecernos, puede generar una percepción sobredimensionada y distorsionada de las situaciones que enfrentamos.

Múltiples filosofías de vida y paradigmas científicos hablan de cómo disolver o  tratar los temores, pero la mayoría confluyen en 3 pasos:

 

1. Mantener, encontrar o recuperar “el centro”. Otros pueden llamarlo calma o paz interior, pero es ese espacio desde donde puedes mirar sin etiquetas ni juicios, con honestidad, ese espacio donde sabes que lo más importante no es lo que te está generando miedo.

¿Cómo hacerlo? la respiración es una excelente forma de trascender lo inmediato y estar en el centro, en tu vida.

2. Confiar, primero en ti y luego en lo que sucede. La convicción de saber lo que somos y de lo que somos capaces hace que la incertidumbre disminuya, y con esta la ansiedad.

¿Cómo hacerlo? haciendo una pausa en los pensamientos negativos, en las adivinanzas de lo que podría venir (pero que no ha llegado), y en en lugar de esto, comenzar a recordar todos los obstáculos y desafíos que has vencido exitosamente. Puedes enumerar tus cualidades y capacidades para salir adelante. Entonces, reconectarás con lo que eres. Porque nuestra esencia es UNA, pase lo que pase.

3. Actuar. La mente puede ser la mejor anfitriona del miedo, pero el miedo -como todo- sólo lo podemos vencer si lo enfrentamos, y sólo lo enfrentaremos cuando cambiemos pensamientos por acciones.

¿Cómo hacerlo? un sabio una vez me dijo “sonríe y da un paso adelante, haz lo que te paraliza de miedo y saldrás siempre fortalecida”.

 

Son tiempos complejos por los que transitamos, por eso, aunque tengamos que aprender a fluir y aceptar la impermanencia, debemos tomar acciones poco a poco.

#ecosaludTIPS

Mantra para vencer el miedo

En esta misma página dejaron una explicación sobre los mantras, así que acá les dejo uno que invoca a Ganesh -deidad guerrera de la India-, cada vez que sientas miedo puedes repetir este mantraOm Chri Hanumati Namahatu frecuencia vibracional mejorará, apoyándote a vencer el miendo y los obstáculos.

Colaboradora

@CarlaAlvarenga

Tagged with: , ,